Diez años de prisión por una felación

 Michelle, de 15 años, le practicó una felación a Generlow, de 17 años. * La práctica fue consentida, como probó en el juicio gracias a un vídeo y a los testigos. * Generlow ha sido condenado a 10 años de prisión porque Michelle no tenía la edad legal para practicar sexo. * Además, el sexo oral o la sodomía son consideradas delito en el estado de Georgia. En la nochevieja de 2003, Genarlow Wilson, una prometedora estrella de fútbol americano de 17 años se fue a celebrar la llegada del nuevo año con otros catorce amigos a un motel del estado de Georgia. Seis de ellos, todos menores de edad, mantuvieron una relación sexual con Michelle, una chica de 15 años que a la mañana siguiente se despertó de su borrachera con sus calcetines como única prenda. "Creo que me han violado", dijo la joven a su madre cuando la fue a recoger al motel; la investigaciones policiales condujeron a la detención de los seis adolescentes, todos ellos de 17 años de edad, incluido Wilson. La cámara como único testigo Los investigadores del estado de Georgia lo tuvieron fácil, ya que todas las escenas sexuales fueron grabadas por una cámara de vídeo. Gracias a esas grabación se pudo comprobar que Michelle había consentido todas las relaciones, con lo que el delito de violación perdía peso durante el juicio que empezó el 21 de febrero de 2005. Además de violación, los seis adolescentes fueron acusados de perversión de menores, agravado con delitos de sodomía; la situación penal de Genarlow Wilson quedaba agravada por el hecho de que Michelle le practicó una felación, considerada una práctica delictiva en el estado de Georgia. Todos los testigos que participaron en el juicio confirmaron lo que se veía en el vídeo: Michelle se había mostrado "servicial" y especialmente "interesada" en practicarle sexo oral a la prometedora estrella de fútbol americano. La clave de todas las acusaciones radicaba en que, pese a que la joven había consentido todas las relaciones, contaba con 15 años, un año menos del que legalmente se pueden empezar a mantener relaciones en Georgia, uno de los estados con legislación más dura y conservadora de los Estados Unidos. Penas menores, salvo para Wilson Todos los acusados llegaron acuerdos con la fiscalía para tener castigos menores, salvo Wilson. La razón es que Wilson no aceptó el trato que le ofrecía la fiscalía, según el cual no podía vivir el resto de su vida en una casa donde viviera un menor; Wilson no aceptó el trato porque tiene una hermana de 8 años, Jiaya, y no quiere que su hermana lo vea como un delincuente, dijo en declaraciones a la cadena de deporte ESPN. Por ello, Wilson ha sido condenado a 10 años, sentencia confirmada por el Tribunal Supremo de Georgia. Pero Wilson se defendió de las acusaciones durante todo el juicio: "Abuso de menores es cuando un hombre de 60 años se mete con una chica de 10 años. Pero yo tenía 17 años, la chica tenía 15, señor. ¿Puede llamar a esto abuso de menores con dos años de diferencia?" respondía Wilson al fiscal Barker. Movilización para liberar a Wilson La legislación del estado de Georgia, donde la sodomía o el sexo oral son delitos, se ha suavizado: de cometerse hoy los hechos juzgados, no serían considerados como delitos sino como faltas, y los acusados solo se enfrentarían a un año de prisión. El pasado 30 de abril, el New York Times publicaba un editorial con un titulo claro: "Liberar ya a Genarlow Wilson " En Internet, un portal creado por sus abogados recoge firmas para pedir la liberación de Wilson , explicando todos los pormenores del caso. Con un expediente académico intachable y siendo una prometedora estrella del deporte más popular en EE.UU, Genarlow Wilson pasa su 27 mes consecutivo en la cárcel estatal de Georgia, con el número 1187055, donde es el encargado de la biblioteca. Fuente:20minutos

jode, pobre chaval...lo que le costaría convencer a heidi para que sela hiciera, y ahora al talego...xd

El país de las libertades... 

 

 

 

 

"Cuando en el mundo aparece un verdadero genio, puede identificársele por este signo: todos los necios se conjuran contra él."

Johnathan Swift.