El fiscal

span class="postbody"
Pregunta el Fiscal:

- ¿Es cierto que Ud. el día de los hechos se cagó en los muertos del
denunciante, en toda su puta familia, en la perra de su madre y en el
hijo de puta de su padre, al igual que en toda la corte celestial?

Respuesta del acusado:

- No, es falso... Yo estaba tranquilamente trabajando en la
fundición y entonces le dije: Antonio, por Dios, ¿no te das cuenta de
que me has echado todo el acero fundido por la espalda y que es una
sensación muy desagradable?